Billetera electrónica para e-commerce

Pensar una billetera electrónica como un simple método de compras es un reduccionismo simplista. La tecnología está revolucionando la forma en que intercambiamos, gastamos y ahorramos dinero.

Coordinar entre varias amigas la compra de un regalo de cumpleaños suele ser una tarea con desafíos. Cecilia nos contó que cada vez que se embarcan en la compra de un regalo grupal para la cumpleañera del mes, recolectar el dinero se vuelve complicado, alguna persona siempre paga de más y termina pagando por las distraídas y ausentes. Repartir las responsabilidades a la hora de elegir el regalo presenta resistencias y discrepancias y saldar las deudas pendientes suele ser una tarea incómoda.

Miguel tiene un problema similar: en cada viaje de pesca que repite como un ritual con sus ex compañeros de universidad desde hace 25 años, la distribución de los gastos es engorrosa e ineficiente. El momento de balancear las deudas y los gastos opaca la armonía de las vacaciones, genera dudas y discusiones.

El pedido de la empresa de e-commerce que contrató a Giro54 para idear una versión innovadora de su billetera electrónica fue contundente: repensar la experiencia de uso sin las restricciones normales que afectan a sus equipos de trabajo internos y encarar el proyecto de manera experimental, integrando funcionalidades atractivas para los early adopters sin dejar de ser fácil de usar y engaging para potenciar sus chances de viralización.

Durante la etapa de inmersión en el proyecto, cuando investigamos los contextos de uso, necesidades y frustraciones de los futuros usuarios, observamos que el componente social del dinero es uno de los principales aspectos a considerar.

Diseñamos una billetera electrónica centrada en las interacciones sociales asociadas al intercambio de dinero: solicitar y enviar dinero a otras personas, distribuir gastos equitativamente en un grupo, recaudar fondos para una acción solidaria o benéfica.

Aplicando las técnicas del diseño centrado en el usuario, desarrollamos los perfiles de usuario y delineamos sus respectivos “user journeys”; esto nos permitió visualizar con claridad las interacciones, detectar los posibles puntos de fricción y reducirlos al mínimo. Por ejemplo, la seguridad y la confianza fue mencionada como una de las principales preocupaciones de los entrevistados.

digitalwallet-proceso1

Buscamos una solución que aproveche los conceptos que ya resultan familiares para los usuarios y al mismo tiempo maximice las características técnicas de una app fintech: en lugar de requerir el nombre de usuario y la contraseña para cada transacción, utilizamos un PIN numérico (el método usual de verificación en los cajeros automáticos) y –en teléfonos celulares de última generación– el PIN se reemplaza por un simple gesto sobre el sensor de huellas digitales que utiliza los datos biométricos para la autenticación.

El resultado es una app móvil con un diseño minimalista que integra una variedad de funcionalidades, las cuales se visualizan de forma simplificada en dos funciones principales: Pagar y Solicitar dinero. Cada pago puede dirigirse a una o varias personas, dividiendo la deuda en partes y facilitando la tarea de saldar las deudas de los grupos de amigos. Integramos funcionalidades sociales como mensajes, envío de recordatorios, y grupos de amigos.

digitalwallet-fondo2

Esta app transformó la experiencia de dividir los gastos de regalos y recolectar el dinero para grupos como el de Cecilia y Miguel. La aplicación calcula automáticamente quién debe cuánto y a quién basándose en las contribuciones de cada persona, envía los recordatorios de pago, y permite a los miembros saldar sus deudas de manera invisible y sin fricciones, permitiendo que el grupo disfrute de sus vacaciones y festejos sin distracciones monetarias.

Giro54